APLICACIONES DEL CONDICIONAMIENTO PAVLOVIANO

La terapia conductual intenta modificar los patrones de conducta desadaptados mediante la aplicación de los principios del aprendizaje, al manipular las recompensas y castigos ambientales. Las principales características de la terapia conductual son:

· Centrarse en la conducta observable.
· Evaluación de la conducta a modificar.
· Control y evaluación de los efectos del programa en la alteración de la conducta.
· Interés por los cambios conductuales socialmente significativos.

Los principios del condicionamiento Pavloviano se han utilizado para muy diferentes aplicaciones. Vamos a exponer algunas notas sobre ellas:


La asociación de estímulos y la conducta refleja

Es la técnica básica del condicionamiento clásico, a partir de la cual se han elaborado las restantes técnicas. Si un estímulo que provoca una conducta lo asociamos con otro estímulo, cuando se produzca éste, le seguirá aquella conducta o una parecida. Si un estímulo provoca alegría, y le asociamos con un segundo estímulo, como puede ser el sonido de un timbre, cuando éste suene, aun sin haberse producido el primer estímulo, se responderá con alegría. Para que se produzca la asociación de los estímulos debe practicarse el aprendizaje durante cierto espacio de tiempo.


Técnicas de respiración

El objetivo de las técnicas de respiración es facilitar el control voluntario de la respiración y automatizar este control para que pueda ser mantenido hasta en las situaciones de mayor estrés. Los hábitos correctos de respiración son muy importantes para aportar al organismo el oxígeno necesario para su buen funcionamiento. Si la cantidad de aire que llega a los pulmones es insuficiente la sangre no se va purificando adecuadamente, y una sangre insuficientemente oxigenada contribuye a aumentar los estados de ansiedad y fatiga muscular. Variantes:

· Atención focalizada en la respiración: Es una técnica de respiración que consiste en que la persona centre su atención en su propia respiración, permitiendo que el proceso natural de respiración emerja, lo que suele conllevar que la respiración se vaya haciendo más lenta y profunda. Es especialmente útil para afrontar situaciones de ansiedad.

· Respiración profunda: Consiste en adoptar un patrón respiratorio que implica una inspiración profunda y un periodo de retención del aire dentro de los pulmones (5-10 segundos) para seguirle una espiración lenta. Este procedimiento permite conseguir un estado de relajación de forma rápida.


Técnicas de relajación

Las técnicas de relajación son procedimientos cuyo objetivo principal es enseñar a la persona a controlar su propio nivel de activación fisiológica. Se utilizan en cualquier persona que quiera disminuir la activación y en la clínica como un procedimiento, bien único y específico, o bien como un componente más dentro de un paquete de tratamiento. Los antecedentes más claros de estas técnicas se encuentran en la hipnosis, el yoga y la meditación.


Relajación muscular progresiva

Es una técnica desarrollada por Jacobson en 1929. Están dirigidas a conseguir niveles profundos de relajación muscular. Se basa en la premisa de que la respuesta del organismo a la ansiedad provoca pensamientos y conductas que a su vez producen tensión muscular. Esta tensión fisiológica aumenta la sensación subjetiva de ansiedad que experimenta la persona. Posee tres características o supuestos básicos:
 
· El principio de la vivencia de contrastes: Supone que si la persona vive fuertemente la tensión muscular podrá discernir mejor la relajación. De ahí que las instrucciones se refieran primero a tensión muscular y luego a relajación.

· Progresiva: La persona aprende a relajar una tras otro los distintos grupos de músculos de su cuerpo y por otro lado se relaja cada vez más a medida que vaya practicando y repitiendo los ejercicios.

· Diferencial: La persona aprende a controlar el nivel de tensión de cada uno de los distintos grupos musculares, de esta forma puede modificar la tensión de su organismo de forma general o de forma específica.

a Variantes:

· Relajación diferencial: Es una de las más utilizadas. Con este procedimiento se aprende a tensar solo aquellos músculos relacionados con una determinada actividad y a mantener relajados aquellos que no son necesarios. El objetivo es poder llegar a realizar la mayoría de las actividades con un mínimo nivel de tensión y que la persona aprenda a relajarse en situaciones cotidianas.

· Relajación condicionada: Consiste en asociar la relajación a una palabra que la persona se dice a sí mismo. Una vez que la persona está completamente relajada se le instruye para que centre su atención en su respiración y para que se repita mentalmente la palabra que prefiera en cada espiración.

· Relajación Pasiva: Sólo se utilizan ejercicios de relajación de los grupos musculares, sin necesidad de tensarlos antes.


La relajación autógena de Schultz

Consiste en una serie de frases elaboradas para inducir en el sujeto estados de relajación a través de autosugestiones. Ejemplos: Sensación de pesadez y calor en las extremidades, regulación de los latidos del corazón, sensación de tranquilidad y autoconfianza, concentración pasiva en la respiración...


Desensibilización Sistemática (DS)

Esta es una terapia desarrollada en la década de los 50 por Joseph Wolpe para inhibir el miedo y suprimir la conducta fóbica. Por un lado, se trata de reducir las respuestas de ansiedad y, por otro, a la vez eliminar las conductas motoras de evitación. Influenciado por los trabajos de Jacobson se basa en los principios del condicionamiento Pavloviano y constituye una importante aplicación del condicionamiento clásico. El punto de partida de esta técnica es la consideración de que la aparición de determinadas situaciones, estímulos o personas, genera de forma casi automática respuestas de ansiedad en algunas personas. Desde este punto de vista, la DS se plantea como un procedimiento que posibilita también de forma automática la aparición de respuestas incompatibles con la ansiedad.

Los antecedentes que le inspiraron fueron los siguientes:

· La sugerencia de Sherrington de que un animal sólo puede experimentar una respuesta emocional a un tiempo, proceso que Wolpe denominó inhibición recíproca. Los sujetos aprenden a sentir ansiedad ante la presencia de estímulos específicos mediante un proceso de condicionamiento clásico.

· El artículo de Mary Cover Jones, que vimos anteriormente, en el que se eliminaba el miedo condicionado de un niño a los conejos presentando el estímulo evocador del miedo mientras comía.

· Las investigaciones llevadas a cabo por el propio Wolpe con gatos. Éste ponía a gatos en unas jaulas donde les administraba una descarga eléctrica después de oír un zumbador.

A otros gatos les presentaba el zumbador con comida en sus jaulas y después les administraba la descarga eléctrica. Los dos grupos de gatos mostraron más tarde miedo intenso ante el zumbador. Un indicador del miedo era el rechazo de la comida por los gatos cuando oían el zumbador, es decir, el miedo inhibía la conducta de comer. Wolpe suponía que la comida si era de suficiente magnitud podría inhibir el miedo. Después de hacer esto, Wolpe colocaba a los gatos fóbicos en una jaula con comida, estas jaulas eran distintas a las usadas para la fase de condicionamiento del miedo para evitar que se produjese generalización, y provocaran un miedo intenso en los gatos que inhibiese la conducta de comer.

Wolpe comprobó que los gatos comían en estas jaulas y no mostraban miedo, de lo que dedujo que en un ambiente diferente la conducta de comer había reemplazado a la respuesta de miedo. Después de que los gatos no mostrasen miedo en estas jaulas, fue metiéndolos en jaulas cada vez más parecidas a las jaulas de condicionamiento iniciales en las que habían recibido los estímulos aversivos comprobándose que el miedo de los gatos desaparecía rápidamente.
Wolpe continuó con el tratamiento gradual de contracondicionamiento cambiando paulatinamente las características de las jaulas de prueba hasta que los gatos terminaban comiendo en las jaulas iniciales sin ninguna manifestación de miedo. Wolpe también comprobó que la exposición gradual al zumbador asociado con el alimento modificaba la ansiedad de los gatos ante el zumbador.
 
La técnica de la desensibilización sistemática consiste básicamente en la asociación de la relajación como estímulo condicionado antagónico, es decir, consiste en la relajación del sujeto mientras se imagina escenas que le producen ansiedad. Para producir la relajación, Wolpe utilizó la técnica de relajación de Jacobson que consiste en tensar grupos musculares concretos y relajarlos posteriormente, el paciente tensa y relaja cada grupo de músculos principales en una secuencia específica. Una vez relajado se le pide que se concentre en una palabra determinada (por ejemplo: Calma, relax...), procedimiento denominado relajación controlada por la señal que favorece la adquisición de la respuesta condicionada de relajación, ya que asegura que la señal provoque rápidamente la relajación.

En el procedimiento de desensibilización sistemática se dan las siguientes fases:

 1. Elaboración de la jerarquía de ansiedad: Se basa en la idea de que una situación, objeto o estímulo que produce una respuesta de ansiedad consta a su vez de una serie de estímulos que pueden organizarse de distintas formas con el fin de poder jerarquizarlos en función de sus capacidades para producir ansiedad. Es decir, se puede hacer una escala de las distintas variaciones de una situación, objeto o estímulos, desde la que apenas produce ansiedad a la que produce la máxima ansiedad. Se le pide al paciente que elabore una escala graduada de escenas que le producen miedo relacionadas con su fobia. Se suelen emplear listas de 10 a 15 ítems con escenas que producen ansiedad desde un nivel bajo a un nivel elevado de ansiedad, pasando por niveles medios, y se ordenan de menor a mayor.

Podemos diferenciar dos tipos principales de jerarquías:

· Temáticas: Muestran escenas relacionadas con el tema central, por ejemplo en la ansiedad que muestra un agente de seguros cuando se imagina situaciones relacionadas con su trabajo.

Ejemplo:

· Espacio-temporales: Indican la distancia física o temporal del objeto fóbico, por ejemplo, en la ansiedad ante un examen:
Las jerarquías son idiosincrásicas de cada persona y por lo tanto las debe elaborar el propio individuo.

2. Entrenamiento en relajación: Como su nombre indica se instruye al paciente para que aprenda a relajarse. El entrenamiento en relajación se hace después de realizar la jerarquía de ansiedad para evitar que la relajación se generalice a todos los estímulos de la jerarquía y de este modo impida una estimación fiable del nivel de miedo ante cada ítem.

3. Contracondicionamiento: Las respuestas incompatibles se basan en la idea de que existen determinadas respuestas que no pueden darse a la vez, es decir, cuando aparece una de las respuestas se imposibilita que se dé la otra; por ejemplo: Soplar y sorber, tensar y distensar, estar despierto y dormido, estar relajado y ansioso. El contracondicionamiento se basa en la idea de que, al querer asociar una respuesta incompatible con la ansiedad a una situación que antes generaba ansiedad (por ejemplo con la relajación), para que la situación deje de provocar ansiedad, será más fácil conseguir este contracondicionamento, con variaciones de esa situación que apenas provoque ansiedad y no con aquellas que provoque un nivel de ansiedad muy elevado.

Esta fase se realiza después del entrenamiento en relajación. Una vez que el paciente está relajado se le pide que se imagine con la mayor claridad posible la escena más baja de la jerarquía. Es fundamental que el paciente no sienta ansiedad mientras se imagina la escena porque, de no ser así, podría condicionarse la ansiedad en lugar de la relajación. Cada vez que una escena termina, se instruye al paciente para que se relaje, una vez relajado se puede imaginar de nuevo la escena. Cuando el paciente consigue imaginarse la escena sin sentirse mal, entonces se pasa a la siguiente escena de la jerarquía. El proceso continúa hasta que el paciente consigue imaginarse la escena más aversiva sin mostrar ansiedad.

Por ejemplo: En una persona con fobia a los perros será más fácil asociar la relajación con la situación de ver un perro pequeño y de lejos, que con la situación de tener el perro junto a las piernas y mirándole a la cara.

4. Generalización: Se basa en la idea de que cuando se asocia una respuesta concreta a una determinada situación, esta asociación se generaliza también a las distintas variaciones de esta situación, tanto más cuanto más similares sean a la inicial. Por ejemplo: Si se consigue la relajación en la situación de coger un perro pequeño en los brazos, se irá generalizando esta relajación a la situación de acariciar o coger un perro grande.
La desensibilización sistemática puede emplearse también con cualquier desorden conductual producido por la ansiedad, como por ejemplo tratar a un alcohólico cuya conducta de beber se produzca en respuesta a la ansiedad.

Cabe también señalar que las escenas se pueden mostrar en orden ascendente o descendente (inundación o exposición forzada al EC), el mecanismo es el del contracondicionamiento igualmente, pero se recomienda el ascendente porque reduce la aversividad de la terapia.

Variantes técnicas:

· DS Automatizada: Las instrucciones de relajación y las escenas de la jerarquía se graban en cintas de cassette. Este método resulta útil como método de apoyo para practicar en casa.
· DS Autodirigida: También se llama autoadministrado o autodesensibilazión sistemática. En este procedimiento es el propio paciente el que se aplica la técnica, utilizando el material facilitado y siguiendo un ritmo marcado por él mismo.
· DS en Grupo: Consiste en la aplicación del mismo procedimiento de la DS tradicional pero adaptado a la aplicación en un grupo.

Variantes con estímulos externos:

· DS en Vivo: Los estímulos ansiógenos se presentan en forma real, no en imaginación. Ofrece la ventaja de que otorga mayores posibilidades de generalización de los logros conseguidos.
· DS por Contacto: Se combina el procedimiento de la DS con el modelado. Primero el terapeuta actúa como modelo exponiéndose a los estímulos ansiógenos y a continuación lo hace el paciente.
· DS Enriquecida: Consiste en que se utilizan estímulos u objetos como diapositivas, fotografías... para que ayuden al paciente a imaginar las situaciones o escenas de un modo más auténtico.

Variantes en el afrontamiento:

· DS de Autocontrol: Es un procedimiento desarrollado por Goldfied (1971). La base teórica que subyace consiste en que el paciente ha aprendido a reaccionar ante distintas situaciones poniéndose tenso o ansioso, y que por tanto el objetivo con la DS será ayudarle a enfrentarse a esas situaciones de forma más adaptativa, es decir, autocontrolándose. Con el entrenamiento en relajación se pretende que el paciente se centre en la identificación de las sensaciones o síntomas, y que esto le sirva como estímulos discriminativos para poner en práctica la relajación, pero no se elabora una jerarquía, sino que se incluye situaciones ansiógenas relacionadas con distintos problemas.
· DS con Autoinstrucciones: Consiste en entrenar a la persona en frases tranquilizadoras (como por ejemplo «respira hondo») para que le ayuden a afrontar la situación.


La imaginación emotiva

Es una modalidad de la DS en la que se sustituye el estímulo incompatible con la ansiedad, por otro agradable. Consiste en asociar a un estímulo que provoca ansiedad con otro estímulo de naturaleza agradable e imaginado por el educando, el cual es incompatible con la ansiedad. Al asociar ambos estímulos, cuando aparece el que produce ansiedad, automáticamente se presenta el imaginario agradable, reduciéndose la ansiedad hasta desaparecer. Si un educando tiene temor de acudir a la escuela y le resulta agradable un determinado personaje, podemos asociar la imaginación de este personaje con el pensamiento de ir a la escuela hasta que desaparezca el temor. La imaginación emotiva es una técnica muy apropiada en ambientes escolares por su gran sencillez. Para su aplicación deberá seguirse la siguiente secuencia:

· Determinar los estímulos que producen temor o ansiedad.
· Conocer el personaje más admirado y agradable del educando.
· Hacer que el educando imagine, con los ojos cerrados, a dicho personaje y establezca una relación con él.
· Introducir paulatina y sucesivamente los estímulos que provocan temor o ansiedad, asociándolos con dicho personaje, de forma que no se produzca ansiedad.
 · Conforme vaya tolerando esta asociación, se va avanzando en la presentación de los estímulos hasta llegar al que le produce mayor temor o ansiedad, y lograr que ésta desaparezca.

 

 

 

Imagen

Curso a distancia toda España y Latinoamerica: PSICOLOGIA PARA EDUCADORES-AS

Matricula:  ofertas y descuentos
Diploma acreditativo.


FICHA DE MATRICULA para cualquier curso


Solicitar mas informacion

 

Tambien para Hispanoamerica






imagen animacion servicios educativos y tiempo libre


ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE

Formacion a Distancia y Permanente de Educadores/as

formacionadistancia@yahoo.es

 
http://animacion.synthasite.com

Apartado 3049 -36205 VIGO - España
Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Movil: 677-52 37 07 / 615-38 30 03



Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger
Instagram





Directorio de Cursos, Masters y Postgrados - ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE


Virtual-Formac.com