EL APRENDIZAJE POR OBSERVACIÓN

Desde su primera formulación sistemática (Bandura y Walters, 1974), la teoría cognitiva social ha acentuado la importancia del aprendizaje por observación dando lugar a una gran cantidad de investigaciones sobre la influencia del «modelado» sobre la conducta humana. En todos las culturas, los niños adquieren y modifican patrones complejos de comportamientos, conocimientos y actitudes a través de la observación de los adultos. Bandura dice que «afortunadamente, la mayor parte de la conducta humana se aprende por observación mediante modelado». Esta afirmación tiene su explicación en el hecho de que si las conductas se aprendiesen sólo por ensayo y error los procesos de desarrollo se verían muy retrasados y los individuos quedarían a merced de las consecuencias de sus errores. El aprendizaje observacional acelera y posibilita el desarrollo de mecanismos cognitivos complejos y pautas de acción social. Cuando la imitación está seriamente dañada, los procesos de humanización se hacen extremadamente difíciles y las personas que los padecen muestran deterioros funcionales importantes.

Las primeras investigaciones realizadas por Bandura sobre el aprendizaje por observación se realizaron sobre conductas agresivas. Uno de sus primeros experimentos fue el que realizó con Walters en 1963. En éste dividió a una serie de niños en tres grupos:

- El primer grupo ve una película de un niño que es premiado por realizar una conducta agresiva con un muñeco.
- El segundo grupo ve al mismo niño que es castigado por esa conducta agresiva.
- El tercer grupo ve al niño que no es ni castigado ni premiado por su conducta.

En la fase de prueba a los niños se les dejó en la habitación con los mismos elementos que había en la película.

En un segundo momento se ofrecen premios por repetir las conductas observadas en la película.

Los resultados muestran cómo en la fase de prueba los niños del segundo grupo realizan menos conductas agresivas, pero cuando se les ofrece recompensas los tres grupos aumentan sus conductas agresivas.

Observaron, por ejemplo, que los modelos reales son más eficaces que los filmados en la evocación de pautas imitativas de agresión, que los niños expuestos a modelos agresivos no solamente realizaban respuestas imitativas específicas sino también (comparándolos con niños expuestos a modelos no agresivos) un número más elevado de conductas agresivas no imitadas, y por último que la observación de modelos agresivos tiene efecto desinhibitorio de la agresión tanto en niños como en adultos.

De sus investigaciones se puede extraer varios efectos posibles del aprendizaje por observación:


EFECTOS DEL APRENDIZAJE POR OBSERVACIÓN

· EFECTO INSTRUCTOR: Implica la adquisición, por parte del observador, de respuestas y habilidades nuevas. El primer efecto que puede apreciarse en el aprendizaje por observación es la incorporación por parte del sujeto aprendiz de nuevos patrones de conducta o destrezas, así como las reglas para desarrollar nuevas conductas. También se ha demostrado la adquisición de respuestas emocionales mediante procedimientos de aprendizaje vicario.

· EFECTOS DE INHIBICIÓN O DESINHIBICIÓN: Este segundo efecto actúa sobre los aspectos motivacionales aumentando o disminuyendo la inhibición de conductas previamente adquiridas. Bandura plantea que existen varios factores que influyen en este efecto, como la capacidad autopercibida por el sujeto, las consecuencias que ha percibido que el modelo obtiene al realizar la conducta, las expectativas acerca de las posibilidades que tiene de alcanzar tales consecuencias si realiza la conducta...

· EFECTOS DE FACILITACIÓN: Consiste en facilitar la realización de conductas que no son nuevas ni están inhibidas.
    

PROCESOS SUBYACENTES AL APRENDIZAJE OBSERVACIONAL

En sus últimas versiones, la teoría de Bandura ha hecho cada vez más hincapié en los procesos subyacentes al aprendizaje observacional, que depende de una serie de factores. En primer lugar el aprendizaje observacional depende de la atención del observador a las actividades o demostraciones del modelo. En segundo lugar también la codificación simbólica y la retención de esas actividades tienen gran importancia. En tercer lugar es preciso que se pueda dar el proceso de producción, es decir, que se puedan alcanzar las subhabilidades componentes de los nuevos patrones de respuesta. Para finalizar, es preciso que se den procesos motivacionales. Estos procesos atencionales, mnésico-simbólicos, motivacionales y de producción dependen a su vez de determinantes más moleculares. Así, la atención que se presta a una conducta de un modelo, depende de la complejidad de ésta, de que se ajuste a la capacidad cognitiva del niño, del atractivo que posea el modelo para el observador y del valor funcional de la conducta modelada. Un amplio conjunto de investigaciones demuestran que los niños tienden a imitar en mayor grado lo siguiente: Conductas relativamente simples, cercanas a su nivel de competencia cognitiva, que reciban recompensas en otros, presentados por modelos atractivos, en momentos en que ellos prestan una atención activa a dichos modelos.

Aunque estos principios parezcan de sentido común han sido confirmados rigurosamente en numerosas investigaciones experimentales y tiene una gran importancia educativa.
Por otra parte, la eficacia del aprendizaje por observación depende de factores de memoria. Entre estos ocupan un lugar fundamental los que implican la recodificación simbólica de las actividades de los modelos. En estos estudios realizados en niños y adultos se ha demostrado que los observadores que transforman la actividad observada en códigos verbales o imágenes, aprenden y retienen la información mucho mejor que los que simplemente se limitan a observar. Este efecto de la recodificación depende, a su vez, de que las representaciones mentales de las acciones observadas sean realmente significativas para los observadores. En un resumen de numerosas observaciones experimentales sobre estos efectos de retención, Bandura señala lo siguiente:

«El aprendizaje implica la influencia bidireccional de las preconcepciones y de la experiencia. Para que algo nuevo se convierta en familiar, es necesario que mediante experiencias repetidas con los acontecimientos, el individuo genere una concepción generalizada de dichos acontecimientos. El proceso de aprendizaje es relativamente lento y si se desea la persistencia de la información recientemente adquirida es necesario fortalecerla cognitivamente de vez en cuando».

Esto implica que la práctica efectiva o mental de las actividades de los modelos es también un determinante básico del aprendizaje observacional.

Ahora bien, la práctica efectiva de las actividades modeladas depende, a su vez, de procesos de carácter ejecutivo. Así, una niña que trate de reproducir en su cuaderno lo que su profesora ha escrito en la pizarra, no sólo tiene que atender a lo escrito y a ser posible entenderlo, sino también ser capaz de realizar las conductas motoras que están implicadas en la actividad gráfica. Esos procesos ejecutivos, de carácter neuromotor, son en ocasiones muy complejos y pueden demandar hasta tal punto la atención de los educandos que dejen poco «espacio mental» para dedicarlo al desciframiento de la significación del estímulo o la tarea.

 

 

 

Imagen

Curso a distancia: PSICOLOGIA PARA EDUCADORES-AS

Matricula:  ofertas y descuentos
Diploma acreditativo.


FICHA DE MATRICULA para cualquier curso


Solicitar mas informacion

 

 

 



  Tambien para Latinoamerica 







imagen animacion servicios educativos y tiempo libre


ANIMACION, SERVICIOS EDUCATIVOS Y TIEMPO LIBRE

Formacion a Distancia y Permanente de Educadores/as

formacionadistancia@yahoo.es

 
http://animacion.synthasite.com

Apartado 3049 -36205 VIGO - España
Tfno/Fax.: 986-25 38 66 / Movil: 677-52 37 07 / 615-38 30 03



Síguenos en Twitter Siguenos en Facebook Siguenos en YouTube Siguenos en Tumblr Siguenos en Pinterest Siguenos en Linkedin Siguenos en Blogger
Instagram